31.8.07

Apple


He vuelto a conectar un monitor externo al iBook para verlo todo más grande (estoy algo cegata). La definición o nitidez del texto como que no era muy buena así que, tras largo rato de experimentos con la configuración del monitor, parece que medio conseguí "definir" los bordes del texto para que se leyera mejor. Aún así, no terminaba de estar contenta con el resultado.

Esta mañana me levanté y todo se veía mejor. Cualquiera diría que una noche de reposo le sentó bien al monitor.

Pero no.

La diferencia estaba en mi cara. Me había puesto las gafas.

Aprovecho la anécdota chorra para enseñaros mi nueva alfombrilla de ratón Apple (only for freaks).

Besos y cosas de la topa torpona,

AL.

3 comentarios:

  1. Y digo yo...., donde está el monitor? Estoy cegata y no me he enterau? ñañaña. Por cierto, el ratoncito está muy limpito y bien alimentado. Algún queso especial? :P

    ResponderEliminar
  2. Jeje, sense comentaris...

    ResponderEliminar