27.6.06

Volando voy... volando vengo...




No sé, me importa un pito que las mujeres tengan los senos

como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de
papel de lija. Le doy importancia igual a cero, al hecho de
que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento
insecticida. Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz
que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias;
¡pero eso sí! -y en esto soy irreductible- no les perdono,
bajo ningún pretexto, que no sepan volar. Si no saben volar
¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!

Oliverio Girondo
Espantapájaros 1932

9 comentarios:

  1. Pepe el panadero28/6/06 23:56

    Pueeeeees...Yo ya estoy practicando y casi me rompo una pierna ufhvjfdhg
    Besos de colores
    Pepe el panadero

    ResponderEliminar
  2. amo ese poema!!! y me gusta tu blog. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me recuerda a la película "El lado oscuro del corazón"...

    ResponderEliminar
  4. Hombre Alado29/6/06 15:09

    uhmmm, me siento bastante identificado...
    besos

    ResponderEliminar
  5. anda, a mi me pasa lo mismo con los hombres...
    Girondo es grande.

    ResponderEliminar
  6. Yo no se volar, pero caigo con estilo, te vale?

    A Buzz Lightyear le sirvió xD

    ResponderEliminar
  7. me siento identificada con traidora.

    ResponderEliminar
  8. Volar y caer, y remontar el vuelo.

    Jo, qué noche tan linda hace...

    Un besazo a tod@s!

    AL.

    ResponderEliminar