2.7.08

De boda en boda y no tiro porque no me toca


Llega el verano y las bodas se suceden una tras otra. Ya llevo una y me quedan tres más (de momento).

Las circunstancias y motivos por los que la gente se casa pueden ser muy diversos pero hay uno que parece subyacer en cada uno de estos actos.

Lleves 10 años con tu pareja o sólo 1, parece que cuando llegas a "cierta edad" o cierto "estado" (trabajo estable, pisito, etc), tienes la necesidad / obligación / "deseo" de contrar matrimonio.

¿Por qué?

¿Realmente nos sentimos más felices / realizados tras esta ceremonia? ¿Necesitamos esa "seguridad" que nos proporcionan los papeles? ¿Es real esa seguridad?

¿Para qué?

Tal vez, simplemente nos apetece celebrar nuestro amor con familiares y amigos. En este caso, ¿se hace necesario el componente legal para celebrar el amor?

¿No es algo "frío" declararse amor eterno a través de un contrato?

¿Qué sentido tiene "amarrar" legalmente al amor?

Tal vez encontremos alguna respuesta en la historia.

Si echamos la vista atrás unos cuantos siglos, poco tenía que ver el matrimonio con el amor. ¿Por qué hoy en día parecen ser la misma cosa?

AL.

2 comentarios:

  1. Anónimo4/7/08 22:59

    tu ciertamente eres una mujer atipica, si no lo fueras verias como la foto que has puesto te daria la respuesta que buscas, pues es asi como actuarias...

    ResponderEliminar